martes, 28 de junio de 2011

Familia en Misón




Medjugorje, ¿verdad o mentira de las apariciones marianas?

Jorge Enrique Mújica, LC

Con ocasión del 30 aniversario de las supuestas apariciones de Medjugorje, ofrezco este texto de análisis que fue originalmente publicado en la revista Misión.

El miércoles 17 de marzo de 2010 el Papa constituyó una Comisión Internacional para la investigación sobre las supuestas apariciones marianas de Medjugorje, en la diócesis de Mostar-Duvno, en Bosnia. Según se afirma, a partir de 1981 seis niños (hoy ya adultos) comenzaron a ver a la Virgen María, de la que han recibido secretos y mensajes.

A esta nueva Comisión, dependiente ahora exclusivamente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, le preceden tres Comisiones Eclesiásticas que investigaron los hechos (1982-1984; 1984-1986; 1987-1990). La tercera comisión aportó la declaración, hecha pública por la entonces Conferencia Episcopal de Yugoslavia, el 10 de abril de 1991. En ella se afirma que «no puede afirmarse que se esté tratando de apariciones sobrenaturales y revelaciones».

Al presente, miles de personas acuden a Medjuogorje constatándose un ardiente fervor mariano, un numeroso cultivo de los sacramentos, especialmente de la confesión, y no pocas conversiones. La afluencia de fieles ha precisado la necesidad de atenderlos pastoralmente.

¿Qué aportan las apariciones marianas a la fe de los católicos y qué importancia tienen? ¿Son dogmas de fe? ¿Cuál es el proceso que ordinariamente se siguen para confirmar su autenticidad?

La doctrina de la Iglesia distingue entre «revelación pública» y «revelación privada». La primera designa la acción reveladora de Dios destinada a toda la humanidad, que ha encontrado su expresión literaria en las dos partes de la Biblia; esa revelación vale para todos los tiempos y para todos los hombres: está completa y cerrada tras la muerte del último de los apóstoles. La segunda se refiere a visiones y revelaciones que tienen lugar una vez terminado el Nuevo Testamento. Su función no es la de «completar» la Revelación definitiva de Cristo, sino la de ayudar a vivirla más plenamente en cierta época de la historia. La «revelación pública» exige nuestra fe para salvarnos y, por eso, se convierte en dogma. La «revelación privada» es una ayuda para comprender y vivir mejor el Evangelio en el momento presente. Como ayuda, no es obligatorio hacer uso de la misma ni se puede imponer. En este sentido deben entenderse las aportaciones de las apariciones marianas.

En las apariciones aprobadas, ¿qué ha pedido la Virgen María para que vivamos mejor el Evangelio? Los denominadores comunes son las llamadas a la conversión, a la vivencia de la caridad, al aumento de las obras de misericordia; la exhortación a una vida caracterizada por el seguimiento de Cristo a través del aumento de la práctica sacramental o el rezo del Rosario.

Toda «revelación privada» está sujeta al examen y juicio de la Iglesia. La antropología teológica distingue tres posibles tipo de percepción: 1) la visión externa corpórea, 2) la percepción interior y 3) la visión espiritual. El lenguaje que los videntes usan para describir lo percibido es simbólico, no fotográfico. Expresan «lo visto» de acuerdo a sus propias capacidades. La interpretación de las visiones corresponde a la Iglesia.

La milenaria experiencia de la Iglesia ha recomendado la prudencia respecto al tema de las apariciones. Ésta debe primero investigar y ver si lo sucedido está de acuerdo con toda la verdad de la fe custodiada y promovida por su Magisterio, así como denunciar los errores y prevenir abusos.

Las peregrinaciones oficiales a Medjugorje, entendidas como un lugar de apariciones auténticas, no pueden ser organizadas a nivel parroquial o diocesano. Sin embargo, mientras no se declara la certeza de que los hechos no sean de carácter sobrenatural, se puede permitir la afluencia de fieles a los lugares pero no en calidad de peregrinaciones, que precisarían reconocimiento.

En principio, corresponde al obispo del lugar investigar los hechos y tomar las oportunas medidas para declarar o no su autenticidad. Puede remitir un caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe si es necesario. En el análisis de una supuesta aparición se toma en cuenta: 1) la persona del vidente, 2) el contenido, 3) su naturaleza, 4) la finalidad. Un criterio decisivo importante en la verificación son los milagros.

Tras un análisis competente, una «aparición» puede entrar dentro de las siguientes categorías: dudosas, falsas, falsas y fraudulentas y aprobadas por la Iglesia. Si es la segunda o la tercera, el obispo debe tomar disposiciones para que no se permita el culto público. La aprobación eclesiástica de una aparición no garantiza la autenticidad de todas las palabras de los videntes.

Apariciones Marianas Autorizadas por la Iglesia

Nombre/Lugar/Vidente

El Pilar, España, Santiago apóstol
El Rosario, Santo Domingo de Guzmán
Virgen del Carmen, San Simón Stock
Virgen de Guadalupe, México, San Juan Diego
Laus, Francia, Benoite Rencurel
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, Francia, Santa Catalina Laboure
La Salette, Francia, Melanie C. y Maximin G.
Lourdes, Francia, Santa Bernardita Soubirous
Fátima, Portugal, sor Lucía y los beatos Jacinta y Francisco Marto

miércoles, 22 de junio de 2011

Mons. Armendáriz toma posesión e inicia ministerio episcopal

A las 10:00 hrs. arribó el avión procedente de Matamoros que trajo al IX Obispo de Querétaro: Excmo. Sr. Dr. D. Faustino Armendáriz Jiménez. En el lugar le recibieron el Pbro. Héctor Hernández Ugalde, Decano y los sacerdotes del Decanato de San Pedro, además del P. Saúl Ragoitia, el Pbro. Francico Gavidia, P. José G. Reséndiz, Jorge Rangel y Blas Martínez por comunicación de la Diócesis y numerosos reporteros y fotógrafos de los medios de comunicación social.

Con un beso al piso, testigo del caminar de santos misioneros, el Sr. Obispo manfiestó su cariño a esta tierra y a su pobladores que con alegría esperaban para darle la bienvenida. Los sacertos condujeron a Mons. Armendáriz al hangar de Gobierno del Estado donde le recibió S.E.R. Mons. Christophe Pierre, Nuncio Apostólico en México; S.E.R. Mons. Mario De Gasperín Gasperín, Adminstrador Apostólico; Mons. Salvador Espinosa Medina, Vicario General y el Sr. representante del Gobernador. De ahí fueron trasladados al Querétaro Centro de Congresos donde se celebró la Misa de toma de posesión e inició del ministerio episcopal en Querétaro de S.E.R. Mons. Faustino Armendáriz Jiménez.

Con la presencia de 2 cardenales, 61 obispos, 450 sacerdotes, 350 seminaristas y más de 10,000 fieles, inició la santa Misa con un saludo del Excmo. Sr. Obispo Dr. D. Mario De Gasperín Gasperín, quien por 22 años sirvió a esta Diócesis como Buen Pastor. A continuación el Sr. Nuncio entregó las Letras Apostólicas al IX Obispo de Querétaro y pidió las mostrara a sus hermanos obispos, a los sacerdotes y a todos los fieles. Las Letras Apostólica fueron leídas a continuación por el Pbro. Dr. Jorge Hernández Nieto, Secretario Canciller de esta Diócesis.

Ante el Sr. Nuncio Apostólico, el recién nombrado Obispo de Querétaro leyó el juramento de fidelidad, la profesión de fe y renovó sus promesas episcopales, recibiendo el báculo de manos de manos de Mons. Mario De Gasperín Gasperín y fue invitado por el Sr. Nuncio a sentarse en la cátedra. En este momento recibió el saludo por parte de los Sres. Obispos de la Provincia del Bajío: S.E.R. Mons. J. Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo de León; S.E.R. Benjamín Castillo Plascencia, Obispo de Celaya y S.E.R. José de Jesús Martínez Zepeda, Obispo de Irapuato. Además le saludaron algunos sacerdotes diocesanos y religiosos, religiosas, familias y jóvenes.

En este momento la Misa continúa con la liturgia hasta el momento de la homilía que fue pronunciada por el Sr. Nuncio. Antes de terminar la santa Misa, Mons. Faustino Armendáriz se dirigió a los presentes con una alocución que marcó el inicio de su minsterio episcopal en la Diócesis de Querétaro. Al concluir la santa Misa, Mons. Faustino Armendáriz Jiménez dio un saludo a los medios de comunicación en una de las salas del Centro de Congresos.

lunes, 6 de junio de 2011

Ordenaciones en Catedral

La Iglesia diocesana de fiesta, porque tenemos ahora 4 diáconos transitorios: Milton, que estará en la Parroquia de N. Sra. de San Juan  (Río Bravo, Tam.), René, estará en la Catedral (H. Matamoros, Tam.), Ramón, que estará en la Parroquia de San Pedro y San Pablo (Reynosa, Tam.) y Carlos, que estará en la Parroquia de N. Sra. de Lourdes (H. Matamoros, Tam.). Y agradecidos con Dios por la ordenación sacerdotal de Marcelino Cuéllar, que estará sirviendo a la comunidad parroquial de la Santísima Trinidad (H. Matamoros, Tam.). Señor, danos vocaciones según tu corazón.

Seminaristas asistentes a la Misa de ordenaciones
Parte del Presbiterio presente
Preside la Misa Mons. Faustino
Marcelino es llamado al orden de los presbíteros
El Sr. Obispo en la homilía dirigiéndose a los futuros diáconos y sacerdote: "construyan una sociedad más humana, donde Cristo esté presente y sea el centro de la vida".
Llamados a servir.....
.... proclamar la Palabra de Dios, el servicio a los necesitados, la propagación de la fe, desarrollo de la cultura, la educación, la fe....
Hincado vemos a Milton....
..... René arodillado....
..... luego Ramón.....
..... de rodillas Carlos.....
Y el nuevo sacerdote: Marcelino....
Imposición de manos y oración consacratoria......
Consagración
Mons. Armendáriz Jiménez
El P. Marcelino Cuéllar bendice un matrimonio asistente...
Sr. Obispo y nuevos diáconos

Vuelta en U

Les recomendamos este nuevo album del grupo Vuelta en U (antes Shalom), buenos amigos de El Mensajero y que evangelizan con su música y canto el Valle de Texas y el norte de Tamaulipas principalmente. ¡Apoya la música con mensaje!


 
Gospa Records Presenta: Mismo Coche Motor Nuevo.

viernes, 3 de junio de 2011

¡Hasta luego Sr. Obispo!

Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, Obispo electo de Querétaro y Obispo de Matamoros 2005-2011


ENCUENTRO DIOCESANO DE AGENTES DE PASTORAL

Domingo de Pentecostés, 12 de Junio de 2011
CASACOR, MATAMOROS, TAM.

LEMA: La Palabra del Señor permanece para siempre.
REFERENCIA: EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL VERBUM DOMINI
OBJETIVO GENERAL: Alentar a los agentes de pastoral a revalorizar la Palabra Divina en la vida de la Iglesia para que ésta sea cada vez más fuente de constante renovación y corazón de toda la actividad eclesial.

HORARIO

8:30 AM
Inscripciones
9:30 AM
Oración Inicial, Bienvenida e Introducción
10:00 AM
TEMA: LA PALABRA DE DIOS (El Dios que habla y la respuesta del hombre al Dios que habla –VERBUM DOMINI–)
11:00 AM
DINÁMICA
11:30 AM
Descanso
12:00 AM
TEMA: LA PALABRA EN LA IGLESIA (La Palabra de Dios en la Liturgia y en la vida eclesial VERBUM IN ECCLESIA)
1:00 PM
EUCARISTÍA, PRESIDIDA POR MONS. FAUSTINO ARMENDÁRIZ JIMÉNEZ
2:00 PM
COMIDA
3:00 PM
TEMA: PALABRA PARA EL MUNDO (La misión de la Iglesia:
anunciar la palabra de Dios al mundo
VERBUM MUNDO)
4:00 PM
DESPEDIDA

La riqueza bíblica de la Liturgia de las Horas

Pbro. Lic. Martín Amaya Hernández

En esta ocasión deseo tratar el aspecto de los sacrificios que el pueblo de Israel ofrecía a Dios diariamente, en donde se fundamenta la recitación de los salmos por la mañana y por la tarde en la liturgia de las horas, a las que les llamamos laudes y vísperas.
El Oficio Divino es la oración de la Iglesia, es la parte de la liturgia que santifica las horas del día por medio de la oración, es la oración que practicaba Jesús y es una celebración plenamente cristiana en donde se actualiza el misterio salvífico de Cristo. Jordi Pinell, afirma que: “el hábito de orar en determinados momentos del día, por la mañana y por la tarde, trasciende fenomenológicamente la religión judía y la costumbre cristiana, se remonta a una religión natural”. Guiados por el pensamiento de este conocedor de la liturgia quiero exponer algunos presupuestos bíblicos de esta celebración de la Iglesia, ya que la liturgia de las horas tiene sus fundamentos más profundos en la Sagrada escritura, en ella podemos encontrar numerosos elementos religiosos y cultuales de los judíos en el Antiguo Testamento. Pero no olvidemos, como lo menciona Joaquín Jeremías en su obra “la priere quotidienne”, Jesús ha nacido de un pueblo que sabía orar”, por lo tanto sabemos que Jesús es un maestro de la oración y es a él a quien imitamos cuando recitamos los salmos y participamos en la celebración de la liturgia de las horas actualizando con esta oración el misterio histórico-salvífico de Cristo.
La hora de oración en el ámbito religioso-cultual en los cuales Jesús estaba involucrado se daban por la mañana y por la tarde que era la hora de los holocaustos, el texto fundamental que refiere la institución de los holocaustos perpetuos es aquel de Ex. 29,38-42:
“he aquí lo que has de ofrecer sobre el altar: dos corderos primales cada día, perpetuamente. Ofrecerás un cordero por la mañana y el otro entre dos luces; y con el primer cordero, una décima de medida de flor de harina, amasada con un cuarto de sextario de aceite de oliva molida, y como libación un cuarto de sextario de vino. Ofrecerás el otro cordero entre dos luces; lo ofrecerás con la misma oblación que a la mañana y con la misma libación, como calmante aroma de manjar abrasado en honor de Yahvé, en el holocausto perpetuo de generación en generación, ante Yahvé, a la entrada de la Tienda del Encuentro, donde me encontrare contigo, para hablarte allí”.

Otro texto que complementa esta información lo tenemos en Núm. 28,3-8:

Les dirás: Éste será el manjar abrasado que ofreceréis a Yahvé: “corderos de un año, sin defecto, dos al día, como holocausto perpetuo. Uno de los corderos lo ofrecerás en holocausto por la mañana, y el otro cordero entre dos luces; y como oblación una décima de medida de flor de harina, amasada con un cuarto de sextario de aceite virgen.

En ambos textos podemos encontrar el sentido cultual del pueblo de Israel, que se realizaba por la mañana y por la tarde, el inicio se daba por la tarde, al terminar la última luz del día comenzaba la nueva jornada, los holocaustos eran iguales y uniformes como estructura, pero sus nombres distintos muestran que su origen pertenece a un genero cultual diverso: el holocausto de la mañana es llamado fillat shahar y el de la tarde es llamado minhah ha-´erev (la biblia de Jerusalén lo traduce como “ofrenda u oblación de la tarde”) según Dn. 9,21; Esd. 9,4.  Esto es de suma importancia si tomamos en cuenta el texto de Gen. 4,1-5, en donde se habla de los sacrificios ofrecidos a Dios por Caín y Abel, que además de la rica simbología que se narra podemos encontrar los dos tipos de sacrificios ofrecidos a Dios, el de los pastores nómadas y el de los agricultores sedentarios. El profeta Amós ve en la oblación de vegetales el influjo del culto cananeo (4,5) pero ya en el libro de Núm. 15,1-21 podemos descubrir este ritual en el templo.
La ritualización de los dos sacrificios diarios indica un esfuerzo de concordia y representatividad en el quehacer integral de un pueblo en donde nunca se sustituía la agricultura por la ganadería. El sacrificio de oblación vegetal por la tarde representaba el trabajo agrícola y el sacrificio cruento de la mañana era ofrecido por los pastores, entre los dos se realizaba el sacrifico cruento y la oblación.
Todo lo dicho anterior mente me hace fundamentar la afirmación de que la oración de la liturgia de las horas en el templo y en las sinagogas en tiempos de Jesús se funda esencialmente en la costumbre de los dos sacrificios diarios del pueblo de Israel.
Un elemento de la oración que se recitaba por la mañana y por la tarde en los sacrificios diarios era el ”Shemá Israel”, del cual hablaremos la próxima ocasión.

Promoción vocacional y Preseminario

Sem. Leonardo Zavala Ramírez


Es deber de toda la Iglesia promover, buscar y encauzar las vocaciones. Siguiendo el calendario del Seminario de Matamoros, ya está por acercarse el tiempo, donde los seminaristas llegan a las comunidades parroquiales para encabezar la famosa “misión vocacional”, tarea no solo de quien viste de sotana, sino de quien ha encontrado a JESUS como guía de su vida.
Todos los cristianos hemos de compartir la experiencia de amor, para que otros que no han experimentado a Dios, escuchen el llamado, respondan desde su condición y cumplan una misión a la par con quienes ya han descubierto su lugar en el mundo.
Es tiempo de celebrar y compartir la alegría vocacional. Si aún te sigues preguntando ¿Qué es vocación? ¿Yo, llamado a qué?  ¿Cuál será mi misión?, no te preocupes, Dios proveerá tus respuestas: por ello te invitamos a participar en el curso básico de pastoral vocacional en casi todas las parroquias de 18 al 25 de junio, es abierto para todos los grupos parroquiales.
Si eres varón de 14 años en adelante y te interesaría conocer la vocación sacerdotal, no dudes en acercarte con el sacerdote de tu comunidad, o con el seminarista que estará en la comunidad que especialmente estará invitando, promoviendo, dialogando con quien tenga inquietud a esta vocación específica, el sacerdocio, del 25 al 30 de junio. Y solo así podrán acompañarnos en una experiencia única llamada “Preseminario” que se realizará en el Seminario de Matamoros,  del 30 de junio al 4 de julio.
Si quieres conocer más información básica sobre actividades de la Pastoral Vocacional comunícate al: 8688-314726, p.vocacional@hotmail.com, o búscanos en el facebook como: vocacional matamoros. Oremos por las vocaciones.

Funciones del coro en la Misa

Sem. Francisco Javier Fernández Jasso

Hay que reconocer que el impulso dado por el Concilio Vaticano II (1965) a la liturgia, ha sido tal que especialmente, el canto del pueblo se ha hecho más participativo en las celebraciones. Se recordará que antes del Concilio las misas eran de espaldas al pueblo, por ejemplo; después del Concilio son ahora con participación del pueblo y frente al pueblo; antes del Concilio, en las Misas sólo era exclusivo el uso del canto gregoriano, después del Concilio, no queda en desuso el canto gregoriano, pero se permite el uso del canto religioso popular o piadoso. Dentro de la liturgia, el coro es un elemento importante y tiene una participación especial, ya que le corresponde enriquecer el canto del pueblo, crear espacios de silencio que ayuden a la contemplación, dar un tinte propio a las Misas y celebraciones dentro de todo el año litúrgico y animar el canto de la asamblea congregada.
Hablemos un poco más de cada una de estas funciones. Primero, el coro también participa de la celebración eucarística, no debe sentirse como un grupo que ofrece un servicio y nada más. En este sentido, su primera función es enriquecer el canto que el pueblo eleva a Dios Padre en la misa. El pueblo por sí solo no podrá variar la letra de los cantos y las melodías, el coro en este aspecto es una guía, sin embargo, deberá interpretar cantos fáciles y sencillos de cantar para la asamblea.
La segunda función sería, crear espacios de silencio que faciliten la contemplación del misterio celebrado. Es necesario por ejemplo, que cuando se cante el canto de entrada no se alargue más allá de la procesión del celebrante, o cuando el pueblo pasa a recibir la comunión, el canto de comunión no se alargue tanto que el celebrante tenga que estar esperando a que termine el coro. Otra función del coro es la de dar una especial variedad a las misas en el transcurso del año litúrgico. En muchos lugares se canta casi siempre lo mismo; no hay melodías apropiadas a los tiempos litúrgicos ni tampoco hay cantos que correspondan al misterio celebrado. Es necesario adaptar cantos para cuaresma, pascua, navidad, etc. Es todo un reto para los coros, contribuir a que las celebraciones recobren su brillo especial mediante cantos apropiados a cada celebración. Por último, si se desea iniciar, guiar y educar a la asamblea en el canto, la presencia del coro es indispensable. El coro debe animar el canto del pueblo con la finalidad de que todo el pueblo participe en el mismo.
Un coro bien formado musical y litúrgicamente, ayudará mucho a la animación del pueblo en la Misa.

Nueva Parroquia en la Diócesis

Redacción EM

El jueves 19 de mayo Mons. Armendáriz erigió una nueva Parroquia: Santa María Reina de la Paz en la Ciudad de H. Matamoros. La Misa fue a las 6:00 pm donde Mons. Faustino Armendáriz Jiménez elevó de Cuasiparroquia a Templo Parroquial la comunidad Santa María Reina de la Paz. Esta nueva Parroquia está ubicada en la Calle Lábaro Patrio 120, Colonia Chapultepec en H. Matamoros.
Esta comunidad fue erigida en el año de 2003, aunque sus inicios como capilla datan del año de 1978. Se erige como Rectoría en 1999 siendo su primer pastor el Pbro. Ramiro Escareño. Luego en el 2003 se eleva a Cuasiparroquia. Será atendida posteriormente por los padres Francisco Nieto, luego el Padre José Luis Hernández y el Padre Gabriel Vázquez. Actualmente su pastor es el Padre Javier Flores.
La ahora Parroquia Santa María Reina cuenta con dos Capillas: Santa Cruz (Col. 20 de noviembre) y Corazón Inmaculado (Col. Infonavit Satélite). Que Dios bendiga a toda la comunidad de Santa María Reina de la Paz.