martes, 23 de agosto de 2011

Divisiones y partes de la Biblia

LES PRESENTAMOS UNA DE LAS LECCIONES DE BIBLIA QUE EL MENSAJERO PONDRA A SU DISPOSICIÓN EN SUS SIGUIENTES EDICIONES.

Las dos grandes divisiones o partes de la Biblia, Antiguo y Nuevo Testamento, proceden de los más antiguos tiempos cristianos. En total, la Biblia se compone de 73 libros, de los cuales 46 constituyen el AT y 27 el NT.

•El A. T. fue dividido por los hebreos en tres partes:
◦1) Thóráh (=Ley, o Pentateuco), que comprendía los 5 primeros libros de la lista dada.

◦2) Nebi’im (=Profetas), divididos en Nebi’im hare’sonim (=profetas anteriores), que son desde Josué al 4° (=2º) de Reyes, y Nebi’im ha’ajarónim (=profetas posteriores), que comprenden desde Isaías hasta Malaquías.

◦3) Kethúbim (=Hagiógrafos), el resto de los escritos sagrados (Ps, Prv, Iob, Cant, Ruth, Lam, Eccl, Est, Dan, Esd, Neh, 1 y 2 Chro o Par).

•Hoy día en la Iglesia la división más corriente es la llamada lógica, porque hace relación especialmente con el contenido de los libros; consta de tres grandes divisiones: históricos, sapienciales y proféticos, que se aplican paralelamente a uno y otro Testamento.

◦Anterior a esta división, fue usual en las iglesias y en los documentos antiguos distribuir los libros del N. T. en dos grandes secciones: Evangelio y Apóstol; la primera eran los cuatro evangelios canónicos (Mt, Mc, Lc y Jn); Apóstol designaba de modo genérico el resto de los escritos; con ello se quería hacer referencia a la distinción entre escritos derivados directamente de la predicación de Jesús (Evangelio) o de los Apóstoles (Apóstol). Pero desde la Edad Media se hizo prevalente el uso de la división lógica.

La división en capítulos y en versículos

•Los antiguos escribas (sóferim) hebreos dividieron el A. T. en versículos (pesúqim); al final de cada libro, hacia los s. VI-VII d. C., los masoretas consignaron el número total de vers. que lo componían (masora finalis). Fuera de esto, antiguamente se recurría a procedimientos variados para citar los pasajes de la B.; p. ej., en Mc 12,26 se cita Ex 3,6 diciendo: «en el libro de Moisés, en lo de la zarza…».

•Para facilitar las citas se fueron introduciendo en el uso cristiano varias divisiones en párrafos relativamente largos, capítulos (capita, kefálaia). La actual división de la B. en capítulos se debe a Stephan Langton hacia 1214, que la introdujo en las copias de la versión latina de la Vulgata en uso entre los estudiosos de la Univ. de París; de allí se fue propagando hasta ser generalmente admitida en las ediciones impresas en todos los idiomas. Posteriormente, Sanctes Pagnini dividió cada capítulo en versículos numerados, en la edición latina de la B. hecha en Lyon en 1528. Pagnini añadió los números de los versículos al margen de las líneas, pero sólo en los libros protocanónicos de ambos Testamentos; para el A. T. siguió las divisiones en versículos hechas ya por los masoretas. Hacia mediados del mismo s. XVI, Roberto Stephan extendió el sistema a los libros deuterocanánicos. Así surgió la actual división en capítulos y versículos. La división en capítulos y versículos no es de los autores sagrados y no está inspirada.



viernes, 19 de agosto de 2011

SIGNIFICADO DEL ESCUDO EPISCOPAL


1.- Cuartel superior izquierdo: una concha bautismal
Evoca el bautismo, puerta de entrada a la vida cristiana. Sacramento fundamental que nos hace hijos adoptivos de Dios y nos incorpora a la Iglesia, nuevo pueblo de Dios; además, la parroquia de origen de Mons. Ruy donde nació su vocación sacerdotal está dedicada a San Juan Bautista.

2.- Cuartel superior derecho: silueta de la Virgen María del Seminario de Monterrey
Evoca la formación inicial al sacerdocio ministerial. El Seminario, casa de formación del hombre, del discípulo y del apóstol, ha tenido en la vida de Mons. Ruy un  lugar clave, puesto que allí maduró su vocación, allí sirvió muchos años como formador, allí cultivó su amor a la Santísima Virgen María.

3.- Cuartel inferior izquierdo: un libro abierto con las letras Alfa y Omega
Evoca a Jesucristo, el Principio y el Fin, Palabra de Dios hecha hombre. La Sagrada escritura, Palabra de Dios escrita, ha sido para Mons. Ruy su pasión, su vida, su ministerio, buscando siempre leer, escuchar, meditar, orar, practicar y transmitir esta misma Palabra con fidelidad, valentía y perseverancia.

4.- Cuartel inferior derecho: un río desembocando en el mar con el sol que asciende
Evoca la Diócesis de Matamoros con el Río Bravo que desemboca en el Golfo de Mexico, lugar significativo de esta región del norte de Tamaulipas: frontera y costa. Matamoros es ahora la Iglesia Particular donde Mons. Ruy desempeña su ministerio episcopal, continuando el trabajo pastoral, realizado hasta ahora, en estas benditas tierras. Y el Sol que asciende es símbolo de la Eucaristía, centro y culmen del ministerio episcopal.

La Cruz del centro que divide los cuarteles:
Evoca el signo del discípulo misionero.

El Lema: TECUM EGO SUM (Yo estoy contigo)
Evoca la promesa-realidad de la presencia y cercanía de Dios a lo largo de la Historia de la Salvación con todos los seres humanos, en especial con sus enviados. Frase bíblica que recorre toda la Sagrada Escritura y que en Mons. Ruy ha resonado fuertemente. Dios, ahora, le dice a Monseñor y, a través de él, a cada uno de nosotros: NO TEMAS, YO ESTOY CONTIGO.

miércoles, 10 de agosto de 2011

¡Bienvenido!

Recorriendo la Diócesis

Redacción

Hace unos días visitamos la RECTORIA DE N. SRA. DE SAN JUAN DE LOS LAGOS, en el ejido El Realito, del Municipio de Valle Hermoso, Tamaulipas. Antes de llegar aquí, habíamos dejado el periódico El Mensajero en la Parroquia de San José, a unos kilómetros, en el ejido Santa Apolonia.

El Padre Aristeo Servín es el Rector del Templo dedicado a la Madre de Dios, bajo la advocación de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. El Realito, un poblado pequeño, con una bonita plaza principal de abundantes árboles y bancas para sentarse. La Iglesia está frente a esta plaza.

Allí nos encontramos con algunos catequistas de la Rectoría, quienes sonrientes y amables, nos dijeron que les encanta servir en la Iglesia trabajando con los niños. Ellos eran Noely Martínez, Katia Torres y Rogelio Hernández. Cuando parte del equipo de la redacción de este periódico habíamos llegado, los catequistas habían terminado sus clases con los niños. Nos despedimos y seguimos nuestro camino.

Les mostramos fotos de esta Iglesia y cuando anden cerca de Valle Hermoso, a unos kilómetros, no dejen de visitar en El Realito, esta Iglesia. ¡Hasta la próxima!

CABALLEROS DE COLON

Instalación de funcionarios

El pasado 15 de julio se llevó a cabo la instalación de funcionarios del Consejo 15218 "San Pedro y San Pablo" de la Orden de los Caballeros de Colón de la Ciudad de Matamoros. Celebramos la Misa presidida por el Pbro. Efraín Pelayo, Capellán de Consejo, en la Parroquia de N. Sra de Guadalupe -lugar de reunión- para continuar luego, en un salón de eventos, con la instalación de funcionarios para el período 2011-2012.
El Gran Caballero saliente, Alexandro Isaac Huerta, premió a lo más destacado en el 2010-2011: al Caballero de Año, obtenido por Arturo Díaz Pérez y la Familia del año, obtenido por la Familia Cuevas Garza. Humberto Falcón, representante de Don Filadelfio Medellín, Diputado de Estado del Consejo de Estado Mexicano Noreste, tomó la protesta de rigor al nuevo Consejo de Funcionarios que preside Don Manuel Cuevas, como Gran Caballero.
De igual importancia, fue la instalación de Funcionarias del grupo de Damas Isabelinas de este Consejo, conformado por las esposas. madres e hijas de los Caballeros de Colón y las cuales, escogieron a Santa Teresita del Niño Jesús como su Santa patrona. La protesta de esta directiva estuvo a cargo de la Presidenta Nacional de Damas Isabelinas María del Refugio Berlanga de Falcón. El nuevo grupo es dirigido por Araceli Garza de Cuevas, Presidenta; Amalia Navarro de Aguilar, Secretaria; Edith Raya de Ornelas, Tesorera. Durante el evento nos acompañó el Pbro. Efraín Pelayo, Capellán, quien recibió un reconocimiento al esfuerzo y apoyo brindado a los Caballeros de Colón.
Padre Efraín y ex Gran Caballero Isaac Huerta

EL PONTIFICIO COLEGIO PIO LATINOAMERICANO

Pbro. José María Hernández

Sacerdote de nuestra Diócesis y estudiante de Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma y del Pontificio Colegio Pio Latinoamericano.

Hasta este Colegio, el Pontificio Colegio Pio Latinoamericano llegamos año con año un centenar de sacerdotes para estudiar, tal como lo quiso el obispo chileno José Ignacio Eyzaguirre, quien en 1858 -y bajo la aceptación del Papa Pío Nono- fundó el Colegio.

En sus inicios recibía a seminaristas y hoy acoge a sacerdotes que llegan para cursar estudios a nivel de licenciatura, doctorado y de posgrado. Con la dirección confiada a los jesuitas, en este recinto convivimos casi un centenar de sacerdotes que conformamos "una fraternidad latinoamericana en Roma", tal como aseguró ex-rector del colegio, padre José Adolfo González.

 Del Colegio Pío Latinoamericano de Roma han egresado más de 4000 alumnos, 400 obispos y 32 cardenales. Hoy, buscan formar sacerdotes que puedan ayudar en nuestro continente en los desafíos del encuentro del mudo spiritual y material.

Nosotros, hoy alumnos del Colegio Pío Latinoamericano, somos herederos de este rico patrimonio humano y espiritual, que hay que perpetuar y enriquecer con un serio cultivo de las distintas disciplinas eclesiásticas y con la vivencia gozosa de la universalidad de la Iglesia. Aquí, en esta ciudad romana, los apóstoles Pedro y Pablo proclamaron con audacia el Evangelio y pusieron fundamentos sólidos para propagarlo por todo el mundo, en cumplimiento del mandato del Maestro:  "Vayan, pues, y hagan discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Y sepan que yo estoy con ustedes todos los días hasta el final de los tiempos" (Mt 28, 19-20).

Nosotros mismos somos fruto de esa siembra del mensaje redentor de Cristo a lo largo de la historia. En efecto, provinimos de diversos países, en los que, hace más de quinientos años, unos  misioneros dieron a conocer a Jesús.

En Roma, junto a la Cátedra de Pedro, tenemos una oportunidad privilegiada de forjar el corazón de verdaderos apóstoles, en los que todo nuestro ser y quehacer esté anclado en el Señor, que ha de ser siempre cimiento, brújula y meta de nuestros esfuerzos. Además, el Colegio nos permite compartir fraternalmente la experiencia humana y sacerdotal y nos ofrece un ambiente favorable para tener conocimiento de otras culturas y expresiones eclesiales. Esto nos ayudará a ser auténticos discípulos de Jesucristo e intrépidos misioneros de su Palabra.

Nuestros Obispos nos han enviado al Pontificio Colegio Pío Latinoamericano para llenarnos de la sabiduría de Cristo, de forma que, al regresar nuestras diócesis, podamos poner este tesoro a disposición de los demás en los diversos encargos que nos sean confiados. Esto requiere aprovechar bien el tiempo de nuestra estancia en Roma. La constancia en el estudio y la investigación rigurosa, además de hacernos indagar en los misterios de la fe y en la verdad sobre el hombre a la luz del Evangelio y de la tradición de la Iglesia, fomentará en nosotros una vida espiritual arraigada en la Palabra de Dios y siempre alimentada por la riqueza incomparable de los sacramentos.

Llamado a vivir en el amor a Jesucristo y a la Iglesia

Pbro. Lic. Roberto Sifuentes Aranda

Yo estoy contigo (Jer 1,8). Los sentimientos que estamos experimentando en estos últimos días, a pesar de la realidad que nuestro pueblo está viviendo, son de alegría y esperanza. Son de alegría porque la noticia, que nos tomó de sorpresa, de que tendríamos pronto un pastor exaltaba nuestros corazones hacia a Dios para decir ¡gracias!; porque no abandonas a tu pueblo, gracias porque ves la necesidad de alguien que lo debe estar guiando, gracias porque tu eterno amor se manifiesta en aquel que da su vida por las ovejas y se entrega por ellas, gracias por nuestro nuevo Obispo. Pero a la vez, son sentimientos de esperanza, y por muchas razones, las cuales nos llevan a mantenernos en pie y a no sentirnos descarriados como ovejas sin pastor, sino que nos lleva a levantar la mirada y a seguir impulsando y promoviendo el mensaje del evangelio en todos las casas y rincones de nuestra Diócesis de Matamoros.

Hemos de ver que la presencia del Pastor, en medio de su pueblo es indispensable, ya que como Obispo ejerce el ministerio de la santificación en el pueblo (munus sanctificandi), pone en práctica lo que se propone el ministerio de enseñar (munus docendi) y, al mismo tiempo, obtiene la gracia para el ministerio de gobernar (munus regendi), modelando sus actitudes a imagen de Cristo Sumo Sacerdote, de manera que todo se ordene a la edificación de la Iglesia y a la gloria de la Trinidad Santa (Cfr. Pastores gregis, 32).

De ahí la importancia que el Obispo tiene en medio de la comunidad Diocesana, pues como imagen de Cristo, está llamado a vivir en el amor a Jesucristo y a la Iglesia desde y en la intimidad de la oración, lo mismo que en la donación de uno mismo a los hermanos y hermanas, a quienes se preside en la caridad. Como pastor y guía espiritual de la comunidad encomendada, está llamado a “hacer de la Iglesia una casa y escuela de comunión”, pues como animador de la comunión, tiene la misión de acoger, discernir y animar carismas, ministerios y servicios en la Iglesia.

Como padre y centro de unidad, se debe esforzar por presentar al mundo un rostro de la Iglesia en la cual todos se sientan acogidos como en su propia casa. Para todo el Pueblo de Dios, en especial para los presbíteros, debe ser padre, amigos y hermano, siempre abiertos al diálogo. No se puede dejar desapercibido que el obispo es principio y constructor de la paz y la unidad de su Iglesia particular y santificador de su pueblo, testigo de esperanza y padre de los fieles, especialmente de los pobres, y que su principal tarea es ser maestros de la fe, anunciador de la Palabra de Dios y la administración de los sacramentos, como servidores de la grey (Cfr. Documento de Aparecida 186-189).

Vivamos este momento expectante con sentimientos de gozo, alegría y esperanza por el nuevo pastor que Dios nos manda, para hacer presente el mensaje de Cristo en medio de nuestra realidad que necesita la paz, la unidad, el amor, que solo emanan de la Buena Nueva de la salvación.

Hacer la diferencia

 EDITORIAL agosto 2011

Con esperanza vemos la llegada de Mons. Ruy Rendón Leal a nuestra Diócesis. Sorpresivo fue que, a un mes de la partida de Mons. Armendáriz, el Papa Benedicto XVI designara un pastor para esta Iglesia particular. La elección como Obispo electo de Matamoros fue un 16 de julio de 2011. Alegres y confiados en Dios, oramos por nuestro Obispo, para que el Señor le de fortaleza y sabiduría para orientar a su rebaño.

La llegada de Mons. Rendón Leal sera el día 3 de septiembre a la Ciudad de Matamoros y el lugar donde se llevará a cabo la Eucaristía, donde tomará posesión de la Diócesis, será en el Gimnasio de la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Más información y detalles seran informados en el sitio web, diocesisdematamoros.org

El día 2 de agosto recordamos al Padre Marco Antonio Durán (q.e.p.d.) y como signo fraterno en Matamoros, se tuvo una velada de oración, extendiéndose esta velada por la intención particular de orar por la paz.

En esta edición, se inicia la invitación para participar en el Congreso de la Familia, que tendrá lugar en la Ciudad de Reynosa el próximo 6 de noviembre en el Centro Cultural Reynosa.
Como vemos según esta panorámica de agenda, la Diócesis tiene signos de vida, ante las circunstancias que nos tocó vivir y que no podemos evadir, como lo es la delincuencia, violencia y corrupción. Pero, como cristianos, estamos invitados y debemos aprender a hacer la diferencia, para así, responder al llamado de Dios que nos invita a transfomar para bien nuestra vida, nuestra familia, Iglesia y sociedad.

Que el Señor bendiga tu hogar, que el Señor bendiga tu vida y la de tu comunidad.


martes, 9 de agosto de 2011

Juan Pablo II regresa a México

Andrés Beltramo

Juan Pablo II era el “Papa mexicano”. Así lo consideraban los católicos de aquel pueblo, así se sentía el mismo Karol Wojtyla. Durante su pontificado visitó en cinco ocasiones la tierra de la Virgen de Guadalupe y ahora, tres meses después de su beatificación, volverá a ese país gracias a un permiso especial del Vaticano.

El próximo 17 de agosto llegará a la Ciudad de México una ampolleta con la sangre del beato para iniciar una maratónica gira que se extenderá hasta el 15 de diciembre y recorrerá 93 ciudades. De norte a sur, un itinerario intenso que servirá para revitalizar la presencia católica en un país que sufre por la violencia y el narcotráfico.

Un detalle destacable es que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos aprobó extender su permiso de veneración al beato Juan Pablo II en territorio mexicano, además de Polonia e Italia donde su memoria litúrgica es libre. Importante porque no en todo el mundo se puede, por ejemplo, celebrar misas con las oraciones propias del beato. Hasta ahora sólo en esas dos naciones estaba permitido según la normatividad eclesiástica.

La peregrinación de las reliquias comenzará el próximo 25 de agosto en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. Antes estará resguardada en la nunciatura apostólica, donde el Papa se hospedó cada vez que visitó la capital mexicana. Su recorrido durará cuatro meses e incluirá ciudades como Puebla, Cancún, Veracruz, Tabasco, Campeche, Oaxaca, Acapulco, Morelia, Guadalajara, Durango, Chihuahua, Monterrey, León, Querétaro, Cuernavaca y Matamoros.

En la última asamblea plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano los obispos votaron por unanimidad solicitar al Vaticano el permiso para obtener las reliquias, catalogadas de primer grado porque consisten en una cápsula sangre del beato.

El líquido fue extraído al Papa poco antes de su muerte en 2005 por médicos del hospital “Niño Jesús” de Roma, ante una eventual transfusión sanguínea en momentos en que su salud era delicada. Tras su fallecimiento las ampolletas (tres en total) fueron conservadas por las religiosas de ese nosocomio hasta que Benedicto XVI aprobó su beatificación.

Uno de esos frascos fue presentado durante la ceremonia en la cual Wojtyla fue inscrito en el elenco de los beatos de la Iglesia católica, el pasado 1 de mayo en la Plaza de San Pedro del Vaticano. En México la sangre del pontífice se expondrá a la veneración pública en un sarcófago especial y junto a una figura de cera del “Peregrino de la Paz”, revestida con los distintivos pontificios.


http://www.diocesisdematamoros.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1023:reliquias-del-beato-juan-pablo-ii-llegaran-a-mexico&catid=33:noticias&Itemid=53

viernes, 5 de agosto de 2011

¡Salvemos la Familia! ¡Salvemos la sociedad!

Pbro. Lic. Martín Ortega Banda

¡Salvemos la familia!  ¡Salvemos la sociedad! es el lema del próximo Congreso diocesano de las familias que se llevará a cabo el domingo 6 de noviembre en el Centro Cultural Reynosa, donde esperamos concluir este año dedicado a la familia como destinataria de nuestro quehacer pastoral.

Realmente el lema dice mucho de verdad de lo que estamos viviendo  hoy en nuestra sociedad mexicana, la urgente necesidad de atender a las demandas básicas de toda familia, las cuales al no ser satisfechas de un modo adecuado, se buscará a como dé lugar y no en muchas veces,  de manera negativa trayendo consigo efectos negativos en la propia familia y en consecuencia a la sociedad.  

Ya que en la familia se origina el carácter de los individuos, es generalmente el lugar dónde desarrollamos los cimientos de las virtudes e interiorizamos  virtudes que duren para toda la vida. Necesitamos profundizar más en estos temas, pues la familia se encuentra amenazada y está fallando en su tarea de formar gente virtuosa. ¿Cómo ayudarle en esta tarea educativa de formar personas?

Esto conlleva una tarea de toda la sociedad de ir construyendo las estructuras donde no existan, como pueden ser: centros de ayuda a la mujer maltratada, escuela para padres, talleres de sexualidad para adolescentes y jóvenes, consultorios de atención psicopedagógica a matrimonios jóvenes y en situaciones de conflicto, etc… Hay mucho campo en donde trabajar y colocar  un ladrillo de una gran edificación que es la sociedad comprometida en el  sano desarrollo integral de las familias.

Si los gobiernos y las empresas dedicarán más fondos económicos para todo este tipo de iniciativas y proyectos tendríamos un mejor presente, más civilizado, más lleno de los valores del respeto, la tolerancia, la solidaridad en el trabajo comunitario. Para luchar contra la injusticia social que no es otra cosa que el abandono de la propia responsabilidad, en ayudar a que las familias se desarrollen sanamente y al decir esto : significa ayudar a los jóvenes  a que den lo mejor de sí, todo lo bueno que  tienen y  pueden  enriquecer al mundo. "Juventud divino tesoro" que debe ser aprovechado en sus energías bien dirigidas hacia el bien personal, familiar y social. ¿Qué se está haciendo a nivel Iglesia en este sentido?  Lo que pretendemos como Iglesia es ayudar a que en nuestra sociedad existan más familias sanas y fuertes: las cuales no nacen, se hacen, y en algo tenemos que contribuir a que así sea y tú que eres parte de la Iglesia de Cristo ¿estás dispuesto hoy a hacer lo que te toca por esta meta?  No podemos esperar más tiempo, salvemos la familia y ¡salvaremos la sociedad! ¿Tú qué piensas?

¿Sabías que....?

BREVES

·         Mons. Ruy Rendón, Obispo electo para nuestra Diócesis estudió Teología bíblica por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

·         La Diócesis de Matamoros está organizada por tres zonas pastorales: zona pastoral de Reynosa (comprende los Municipios de Reynosa, Camargo, Díaz Ordaz y Río Bravo, en Tamaulipas); zona pastoral de Matamoros (comprende el Municipio de Matamoros, Tamaulipas); zona pastoral de Valle Hermoso (comprende los Municipios de Valle Hermoso, San Fernando y Villa de Méndez, en Tamaulipas).

·         Tenemos en los ocho Municipios que conforman la Diócesis (Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo, Matamoros, Valle Hermoso, San Fernando, Villa de Méndez): 56 Parroquias, 6 Cuasiparroquias y  8 Rectorías.

·         El Seminario de Matamoros celebra su fiesta el 8 de septiembre, misma fecha que el de la ordenación sacerdotal de Mons. Ruy Rendón Leal.

·         El sacerdote de más edad actualmente en la Diócesis es Mons. Roberto Ramírez Hernández.

·         La Diócesis cuenta con Talleres de Oración y Vida en las tres zonas pastorales.



HISTORIarte

Pbro. Lic. Martín Tejeda


Hace tiempo escudriñábamos la Basílica de San Pedro en su forma más antigua, y la que muchos cristianos europeos de los primeros siglos, visitaron en sus peregrinaciones a la ciudad eterna., Roma. Sin embargo, no era el único lugar de peregrinación al que los cristianos asistían durante el siglo IV. Otro de los lugares de culto cristiano, de este entonces, fue la Basílica de San Pablo Extramuros (San Pablo fuera de los muros), llamada de esta forma porque se encontraba fuera de los muros de la ciudad romana. Esta Basílica se erige hacia el año 337 en donde se encuentran los restos del apóstol Pablo, como lo confirma una placa en mármol encima de la tumba de dicho apóstol con la inscripción "PAULO APOSTOLO MART – PABLO APÓSTOL MÁRTIR".

Leer para ser mejores

revistababar.com

Presentamos el texto que Miquel Desclot, galardonado con el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil por su obra “Més musica, mestre!”, leyó el 27 de noviembre de 2002.

Leer para ser mejores

La mayoría de nuestros antepasados fueron analfabetos. Es verdad. Pero no fueron ignorantes. Ellos, simplemente, disponían de otro sistema de almacenamiento y transmisión del saber. A ellos les bastaba la memoria, que hacía las veces de biblioteca, y la transmisión oral, que hacía las veces de lectura. Y, a su manera, no eran menos sabios que nosotros. A su vez, los niños de aquella sociedad analfabeta, pero no ignorante, estaban en contacto permanente con la literatura de tradición oral, ya fuesen canciones, cuentos o adivinanzas, desde su más tierna edad hasta su madurez. No iban a la escuela, pero heredaban un saber secular. No leían, pero escuchaban la literatura que sabían sus mayores, y jugaban todo el día con las canciones y las fórmulas verbales que les había legado la tribu. En el fondo, eran más literarios que los niños alfabetizados de nuestros días. Eso fue así durante siglos, hasta que la cultura escrita fue extendiéndose y las formas de vida moderna, con todos sus sistemas de memoria artificial, acabaron no hace mucho con la tradición oral. Y los niños perdieron el contacto que con tanta naturalidad habían mantenido hasta entonces con la literatura.

Es aquí, pues, cuando entra en escena la necesidad de una literatura infantil: entre los cuentos y canciones de tradición oral que todavía se cuentan y cantan a los niños más pequeños hasta la narrativa y la poesía que se escribe para los adultos, nuestra sociedad precisa una literatura infantil que llene este vacío y haga posible una transición natural entre ambos extremos.

A la lectura se llega por el placer, es cierto. Empezamos a leer por placer, y de hecho sería deseable que ese placer no nos abandonara nunca. Pero llega un momento en que el placer en sí mismo parece insuficiente y hay que plantearse la lectura como una fuente de conocimiento, que a su vez es una nueva fuente de placer. Leer para gozar, leer para conocer, leer para comprender, leer para crecer como ser humano. Eso es dolorosamente necesario en un país donde la lectura todavía parece un lujo prescindible. Un país que no lee es un país inmaduro, un país donde la gente no sabe dialogar porque no sabe comprender.

Es decir, un país a medio civilizar, por más computadoras per cápita que tenga. Yo los invito a soñar en un país donde la lectura nos lleve a la comprensión y al conocimiento. Es decir, a la verdadera libertad. Un país donde el individuo conozca y respete profundamente al otro: al que no tiene su color de piel, al que no piensa como él, al que no habla como él. Desgraciadamente, este sueño todavía queda lejos, pero nunca hay que desfallecer y renunciar a esa meta final.
Por favor, lean y sueñen. Para que el conocimiento nos haga verdaderamente libres y civilizados. El día que las bibliotecas estén más solicitadas que los campos de fútbol, que los telediarios dediquen tanto espacio a los libros como a los goles, que nuestros representantes públicos se sienten a hablar y a escuchar civilizadamente sin insultarse ni despreciarse mutuamente, que la juventud prefiera ir al teatro antes que salir a emborracharse, que la mentira y la corrupción sean perseguidas en todas partes, sea quien sea el que las cometa, que los conflictos no se resuelvan a bombazos ni con abusos de poder, aquel día sí podrá decirse con razón que vamos bien.

lunes, 1 de agosto de 2011

El cine nos impacta porque confronta nuestra vida y valores personales

OCLACC

Una buena película gusta a multitudes porque es un re-encuentro con la cultura de la palabra, de la imagen, de las historias. ¿A quién no le gustaron los cuentos, las historias?, se pregunta Michel Bholer, crítico de cine y jurado del Premio APC en el próximo Festival de Cine de Lima.

Las películas tienen un lenguaje que todo el mundo puede entender, continúa; "ellas integran de manera artística la imagen, el movimiento, el sonido, la palabra, la música, los silencios y con todos esos y otros recursos nos cuentan historias, nos presentan una parte trascendental de la vida de los personajes. Se trata de un lenguaje total que se dirige a nuestra sensibilidad y a nuestra emoción, mucho más que a nuestra razón".

Para Michel Bholer, "El lenguaje cinematográfico sabe impresionarnos en la obscuridad. Con colores, técnica de choque, remueve nuestra sensibilidad y frente a una historia simbólica o más o menos real, nos plantea tomar una posición analítica a favor o en contra de lo que hacen los personajes". Es ese sentido, sostiene el experto, las películas confrontan nuestra vida personal y nuestros valores.

El Festival de Cine de Lima, organizado por la Universidad Católica, se llevará a cabo del 5 al 13 de agosto. Además de los premios tradicionales, este año se entregará también el Premio APC, otorgado por la Asociación de Comunicadores Peruanos "Monseñor Luciano Métzinger. Este premio, distinguirá a una película, con calidad artística y que contribuya a promover el respeto por los valores humanos universales, en especial la dignidad de todo ser humano y los derechos de las personas y de los pueblos.

El Jurado APC, estará conformado por: Fernando Ruiz Vallejo, Alvaro Mejía, Maria Elena Benites y nuestro entrevistado Michel Bohler Bertaud. "Frente a una vida muchas veces dura, competitiva, de lucha en los estudios o en el trabajo, de conflictos, la gente hoy pide historias, cuentos, evasión en la imaginación fantástica, en gentes diferentes pero que tienen más o menos nuestros problemas. Eso lo encontramos en el cine. Una buena película nos facilita hacer una "revisión de vida", de nuestra vida, comparativamente con la de la historia cinematográfica".

¿Por qué el buen cine ayuda a fortalecer el espíritu del espectador?

"Porque al ser confrontados con una historia de varios personajes, nos identificamos o nos distanciamos de uno u otro, reviviendo nuestra propia vida, nuestras propias historias de vida. Nos identificamos con tal o cual personaje, con tal o cual héroe según nuestra edad y nuestras preocupaciones. La pobreza, física o moral, las situaciones comunes o límites de los personajes, nos interpelan, nos afectan, nos impresionan. Una buena historia cinematográfica nos invita a tomar posición, a dar nuestro parecer sobre los comportamientos, los valores vehiculados en dicha historia, a pensar sobre las consecuencias de tales actos en la vida de los personajes y en nuestra propia vida o en los problemas de la sociedad o del mundo global que nos rodea".
Promotor de talleres y jornadas de Cine y Espiritualidad, Michel Bholer, animador de la Red de Cine de OCLACC y de APC (SIGNIS-Perú), nos invita a no perdernos ninguna película del gran Festival de Cine de Lima, del 5 al 13 de agosto.