viernes, 25 de enero de 2013

Colecta anual 2013 a favor del Seminario de Matamoros

Apoyemos la formación de los futuros sacerdotes de nuestra región. Rezaremos, apoyaremos las iniciativas, ofreceremos rosarios, horas santas y Misas, además de contribuir económicamente. Por todo esto: Gracias!

Seminaristas y jóvenes que apoyarán la acción del BOTEO 2013 será el domingo 3 de febrero en Matamoros, Reynosa y Río Bravo.

El domingo 10 de feb será la PRECOLECTA, en las Misas se entregarán sobres de papel, para el domingo siguiente entregarlos en la ofrenda de las misas, con un donativo colectado durante la semana.

El miércoles de Ceniza los seminaristas estarán en los diversos Colegios de las Ciudades para imponer este signo cuaresmal duarnte todo la mañana y por la tarde imponer ceniza en las Parroquias.

Domingo 17 COLECTA anual Seminario. La ofrenda de este día en las Parroquias es destinada para sostener esta casa de formación. Esperamos su generosidad y la buena disposición de los párrocos y agentes de pastoral.


jueves, 24 de enero de 2013

Ya cerca de la frontera Virgen de la Candelaria


El domingo 20 de enero salieron de Tlacotalpan, Veracruz, en peregrinación decenas de personas acompañando a la Virgen de la Candelaria con destino a Reynosa, Tamaulipas. En su peregrinar cientos de fieles se han dado cita para reza, cantar y celebrar la fe, en este año que el Papa Benedicto XVI invitó a la Iglesia en general para fortalecer la fe en Jesucristo.  

Estará la Virgen de la Candelaria en San Fernando el día 26 de enero y el 27 en Matamoros. En Reynosa llegará el día 27 enero por la tarde.

Paz y protección a migrantes, hermosa dama intercesora ante Jesús nuestro Señor; fortalece oh buen Dios nuestra fe.
 Procesiones, rosarios, cantos, música, bailables, en honor de la Madre de Dios.
 A la luz de todos, la imagen visita comunidades en este transporte que el  domingo 27 habrá recorrido 1245 kms.
 La imagen bendita a su paso por la Catedral de Tampico, Tamaulipas.
 El Sr. Obispo de Tampico, recibiendo a la Virgen de la Candelaria
 Nuestra Señora de la Candelaria con el Obispo de Veracruz

MAS INFO.
Dr. Patricio Mora
Oficina (899) 956 3596
Tels. 01899 930 1836, 01899 929 5791
vera-rey@hotmail.com
hernandez_p_r@hotmail.com

ENCUENTRO LATINOAMERICANO Y CARIBEÑO DE COMISIONES EPISCOPALES DE MISIONES



México 23 de enero de 2013/ Con una eucaristía inaugural, celebrada en la Basílica de Guadalupe, presidida por el Excmo. Sr. Ob. D. Sergio Arturo Braschi, obispo de Ponta Grossa, Brasil, el lunes 21 de enero del presente año, dio inicio formal el “Encuentro Latinoamericano y Caribeño de Comisiones Episcopales de Misiones y Directores Nacionales de OMP”, mismo que se celebró en las instalaciones de la Casa Lago de Guadalupe, sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) ubicado en Cuautitlán, Estado de México. Este evento se llevará a cabo hasta el viernes 25 de enero.

El objetivo específico de este encuentro consiste en “Animar a las Conferencias Episcopales, en virtud de la espiritualidad de comunión, para que asuman responsable y solidariamente el compromiso de la misión Ad gentes, como fruto maduro de la Misión Continental y concreción de la Nueva Evangelización en el ardor, métodos y lenguajes, expresando así, la naturaleza misionera de la Iglesia que anuncia a Cristo en América Latina y el Caribe”.


De esta manera, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), a través del Departamento  de Misión y Espiritualidad y las OMPE México, con motivo del “Año de la Fe y en preparación de los 50 años de la promulgación del Decreto Ad Gentes (2015),  han convocado a todas las Comisiones Episcopales de Misiones, a los Directores Nacionales de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de toda América, y responsables de la Misión Continental,  a fin de coordinar y unir esfuerzos en el proceso de la Misión Permanente, para que el Continente de América, asuma la Misión Ad intra (Misión continental como Misión Permanente) y Ad Gentes como desafío prioritario en su camino de conversión pastoral.

Para este encuentro se contó con la presencia del Excmo. Sr. Ob. D. Sergio Arturo Braschi, obispo de Ponta Grossa, Brasil, y  Representante del Departamento de Misión y Espiritualidad de la Región Cono Sur quien ofició, en el primer día de actividades, la celebración eucarística de inauguración de este encuentro, en la Basílica de Guadalupe.

Dentro de los participantes se encuentran S.E. Mons. Fabio Martínez Castilla, obispo de Cd. Lázaro Cárdenas y responsable de la Dimensión Episcopal de Misiones; así como el Pbro. Leónidas Ortiz Lozada, Secretario adjunto del CELAM; el Pbro. Felipe de Jesús León Ojeda, Secretario Ejecutivo del Departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM; y el Pbro. Guillermo Alberto Morales Martínez, Director Nacional de las OMP México y de OMP América, anfitrión de este magno evento.

Los obispos de México que también forman parte de este Encuentro son S.E.R. Gilberto Balbuena, obispo emérito de Colima y miembro de la Dimensión Episcopal de Misiones,  así como S.E. Mons. Faustino Armendáriz Jiménez, obispo de Querétaro.

Durante el desarrollo del Encuentro se tienen programadas siete conferencias intituladas: “Caminar misionero de América Latina, del Concilio Vaticano II a Aparecida”; “Historia de los Congresos Misioneros en América”; “Misión Continental (objetivo dónde estamos, perspectivas”); “¿Qué nos dice el sínodo de la Nueva Evangelización sobre la misión?”; “Identidad del Departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM, y expectativas sobre las fuerzas misioneras en América”; “Las OMP al servicio de la animación misionera de las Iglesias particulares y la Cooperación Misionera en el continente Americano”; y “ Misión, la Fe se fortifica dándola”.

En la eucaristía de apertura, el Excmo. Sr. Ob. D. Sergio Arturo Braschi saludó a todos los participantes de este encuentro, y a la luz de la lectura del Evangelio (Mc,2,18-22) dijo que: “En este tiempo y especialmente en la celebración del Año de la Fe, (convocado por el Papa Benedicto XVI), la Iglesia en América Latina busca ya desde hace unas décadas “un despertar misionero”, sobre todo en seguida de la Conferencia  de Aparecida, que nos llama a ser a todos y a cada uno de nosotros DISCÍPULOS MISIONEROS y profetas de Jesucristo, para que los pueblos tengan vida en Él, es decir, ser vino en odres nuevos”.

“Que el Año de la Fe, nos renueve profundamente a nosotros obispos, sacerdotes y laicos en este encuentro tan importante donde vamos a profundizar en la fe que crece y se vuelve más sólida cuando la compartimos. ¡Eso debe ser una reflexión profunda y un convencimiento de nuestros corazones!”

“Sólo  seremos un pueblo de más fe, más fuerte y más firmes y sólidos si compartimos nuestra fe con otros pueblos ad gentes que esperan el testimonio de los cristianos de América Latina, ya que hay muchos que no conocen este vino nuevo, y otros, que no lo aprovechan en vida y nosotros que tenemos la gracia de ser un continente de fe y misionero debemos despertar nuestra fe”.

Al finalizar la homilía y encomendando los trabajos de este encuentro, exhortó a los participantes a volver los ojos hacia la Virgen de Guadalupe, Reina y Emperatriz de las Américas, para que penetre su mirada y nos vuelva más misioneros y más fieles.

Continuando con las actividades del día, en la casa Lago de Guadalupe, el Pbro. Felipe de Jesús León, fue el encargado de explicar el objetivo del Encuentro, así como de presentar  la estructura del Departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM y de los obispos responsables quienes conforman las 4 diferentes regiones de América: la Región CAMEXPA (Canadá, México hasta Panamá); la Región Bolivariana; Región Caribe y el Cono Sur.

Este evento cuenta con la participación de diferentes delegaciones de América como: Canadá; Estados Unidos; México; Bolivia; Colombia;  Ecuador, Venezuela, Guatemala; Honduras; Salvador; Nicaragua; Costa Rica; Panamá; Cuba; República Dominicana; Paraguay; Brasil, Chile y Argentina.

El Excmo. Sr. Ob. D. Sergio Arturo Braschi, a nombre del Excmo. Sr. Arz. D. Víctor Sánchez Espinosa, Presidente del Departamento de Misión y Espiritualidad del CELAM, dio la más cordial bienvenida a todos los asistentes de este Encuentro de toda América.

Por su parte, S.E. Mons. Fabio Martínez Castilla, en nombre de la Conferencia del Episcopado Mexicano y de la Dimensión Episcopal de Misiones saludó con gran alegría a todos los participantes, a quienes  aseguró comunicar y compartir los resultados de este trascendente Encuentro Americano a los obispos de México: “Compartamos nuestra fe, nuestra amistad y nuestra misión”.

Durante la celebración de este encuentro, teniendo como marco los 50 años del Concilio Ecuménico Vaticano II, el Sínodo de la Nueva Evangelización, el Año de la Fe, y el Congreso Americano de Misiones (CAM 4-COMLA 9), se tratarán temas de suma importancia sobre la Misión Permanente en el continente, así como la necesidad de un trabajo más unido entre las OMP y el CELAM, entre otros.

Al finalizar la jornada del día, los participantes disfrutaron de una conferencia “La risa, la terapia divertida”, a cargo del Dr. José PP Elizondo, quien con amenidad habló sobre los beneficios de la risa en un mundo que sufre el fenómeno del estrés.


Información OMPE México

jueves, 17 de enero de 2013

Conferencia de prensa en Reynosa

 El 17 de enero por la mañana en la Parr. de Guadalupe en Reynosa, Mons. Ruy Rendón Leal, Obispo de Matamoros compartió un mensaje a los periodistas, agradeciendo su trabajo y alentándolos a seguir adelante en su labor de informar todo aquello que ayude a reconstruir y buscar el bienestar de la comunidad.
Además se trataron diversos puntos, entre ellos: sobre la llegada a Reynosa de la Virgen de la Candelaria y la peregrinación juvenil al Cerro del Cubilete. 
 Los medios de comunicación estuvieron presentes: radio, televisión, prensa, medios informativos en internet.
En esta foto vemos a gran parte de los comunicadores de Reynosa, faltaron fotógrafos y camarógrafos y otros tantos que ya estaban ya en las mesas del desayuno. A todos y cada uno: gracias y bendiciones.

http://www.diocesisdematamoros.org

jueves, 10 de enero de 2013

Semana de oración por la unidad de los cristianos

Del 18 al 15 de enero se rezará en todas las parroquias y comunidades por la unidad de los cristianos en el mundo de hoy.

 Tema para 2013

¿Qué exige el Señor de nosotros?

(cf. Miqueas 6, 6-8)


Folleto para 2013 (pdf)


miércoles, 9 de enero de 2013

Programas de Radio



Desde Matamoros
La verdad no hará libres
Sábados 2:00 p.m
En 970 AM

Proyecto Mujer
Sábados de 1:00 p.m.
En W1420

Caminando Juntos
Sábados 9:00 a.m.
En W1420

De facto
Miércoles 3:00 p.m.
En W1420

Desde Reynosa
Nuestro presente católico 1110 AM

Desde www.cristoenlinea.com Matamoros
La hora Post Datum
Sábados 12:00 p.m.

Arpas y Citaras
Viernes 4:00 p.m.

Desde www.cristoenlinea.com Reynosa
De vocación mujer
            Lunes 10:00 a.m.

Lado “B” Lo bueno de la vida
Martes y jueves 7:00 p.m.

Somos del coro
Miércoles 4:00 p.m.

La coronilla
Toda la semana 3:00 p.m. 


Sintoniza buenos programas con valores para la familia y nuestra sociedad.

EL SACRAMENTO DEL BAUTISMO



1213 El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu ("vitae spiritualis ianua") y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión.

 EL NOMBRE DEL SACRAMENTO

1214 Este sacramento recibe el nombre de Bautismo en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar (baptizein en griego) significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la "inmersión" en el agua simboliza el acto de sepultar al catecúmeno en la muerte de Cristo, de donde sale por la resurrección con Él (cf Rm 6,3-4; Col 2,12) como "nueva criatura" (2 Co 5,17; Ga 6,15).

1215 Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3,5), porque significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual "nadie puede entrar en el Reino de Dios" (Jn 3,5).

1216 "Este baño es llamado iluminación porque quienes reciben esta enseñanza (catequética) su espíritu es iluminado" (San Justino, Apología 1,61). Habiendo recibido en el Bautismo al Verbo, "la luz verdadera que ilumina a todo hombre" (Jn 1,9), el bautizado, "tras haber sido iluminado" (Hb 10,32), se convierte en "hijo de la luz" (1 Ts 5,5), y en "luz" él mismo (Ef 5,8):

El Bautismo «es el más bello y magnífico de los dones de Dios [...] lo llamamos don, gracia, unción, iluminación, vestidura de incorruptibilidad, baño de regeneración, sello y todo lo más precioso que hay. Don, porque es conferido a los que no aportan nada; gracia, porque es dado incluso a culpables; bautismo, porque el pecado es sepultado en el agua; unción, porque es sagrado y real (tales son los que son ungidos); iluminación, porque es luz resplandeciente; vestidura, porque cubre nuestra vergüenza; baño, porque lava; sello, porque nos guarda y es el signo de la soberanía de Dios» (San Gregorio Nacianceno, Oratio 40,3-4).

1228 El Bautismo es, pues, un baño de agua en el que la "semilla incorruptible" de la Palabra de Dios produce su efecto vivificador (cf. 1 P 1,23; Ef 5,26). San Agustín dirá del Bautismo: Accedit verbum ad elementum, et fit sacramentum ("Se une la palabra a la materia, y se hace el sacramento", In Iohannis evangelium tractatus 80, 3 ).


FE Y BAUTISMO

1253 El Bautismo es el sacramento de la fe (cf Mc 16,16). Pero la fe tiene necesidad de la comunidad de creyentes. Sólo en la fe de la Iglesia puede creer cada uno de los fieles. La fe que se requiere para el Bautismo no es una fe perfecta y madura, sino un comienzo que está llamado a desarrollarse. Al catecúmeno o a su padrino se le pregunta: "¿Qué pides a la Iglesia de Dios?" y él responde: "¡La fe!".

1254 En todos los bautizados, niños o adultos, la fe debe crecer después del Bautismo. Por eso, la Iglesia celebra cada año en la vigilia pascual la renovación de las promesas del Bautismo. La preparación al Bautismo sólo conduce al umbral de la vida nueva. El Bautismo es la fuente de la vida nueva en Cristo, de la cual brota toda la vida cristiana.

1255 Para que la gracia bautismal pueda desarrollarse es importante la ayuda de los padres. Ese es también el papel del padrino o de la madrina, que deben ser creyentes sólidos, capaces y prestos a ayudar al nuevo bautizado, niño o adulto, en su camino de la vida cristiana (cf CIC can. 872-874). Su tarea es una verdadera función eclesial (officium; cf SC 67). Toda la comunidad eclesial participa de la responsabilidad de desarrollar y guardar la gracia recibida en el Bautismo.

Los deberes que adquieren los padrinos de Bautizo

·         Ser padrino o madrina de un bautizado obliga a un deber de testimonio y de catequesis.
·         El testimonio consiste en vivir con alegría y coherencia su vida cristiana siendo modelo imprescindible para el ahijado, sobre todo en los momentos difíciles de su vida.
·         La catequesis consiste en enseñar al ahijado, junto con los papás, a rezar y a conocer y vivir las verdades fundamentales de la fe y de la persona humana. (Cfr. Código de Derecho Canónico 874)

Resumen sobre el Bautismo

1275 La iniciación cristiana se realiza mediante el conjunto de tres sacramentos: el Bautismo, que es el comienzo de la vida nueva; la Confirmación que es su afianzamiento; y la Eucaristía que alimenta al discípulo con el Cuerpo y la Sangre de Cristo para ser transformado en El.

1276 "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado" (Mt 28,19-20).

1277 El Bautismo constituye el nacimiento a la vida nueva en Cristo. Según la voluntad del Señor, es necesario para la salvación, como lo es la Iglesia misma, a la que introduce el Bautismo.

1278 El rito esencial del Bautismo consiste en sumergir en el agua al candidato o derramar agua sobre su cabeza, pronunciando la invocación de la Santísima Trinidad, es decir, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

1279 El fruto del Bautismo, o gracia bautismal, es una realidad rica que comprende: el perdón del pecado original y de todos los pecados personales; el nacimiento a la vida nueva, por la cual el hombre es hecho hijo adoptivo del Padre, miembro de Cristo, templo del Espíritu Santo. Por la acción misma del bautismo, el bautizado es incorporado a la Iglesia, Cuerpo de Cristo, y hecho partícipe del sacerdocio de Cristo.

1280 El Bautismo imprime en el alma un signo espiritual indeleble, el carácter, que consagra al bautizado al culto de la religión cristiana. Por razón del carácter, el Bautismo no puede ser reiterado (cf DS 1609 y 1624).

1281 Los que padecen la muerte a causa de la fe, los catecúmenos y todos los hombres que, bajo el impulso de la gracia, sin conocer la Iglesia, buscan sinceramente a Dios y se esfuerzan por cumplir su voluntad, pueden salvarse aunque no hayan recibido el Bautismo (cf LG 16).

1282 Desde los tiempos más antiguos, el Bautismo es dado a los niños, porque es una gracia y un don de Dios que no suponen méritos humanos; los niños son bautizados en la fe de la Iglesia. La entrada en la vida cristiana da acceso a la verdadera libertad.


Los números corresponden al Catecismo de la Iglesia Católica